Por lo regular le seguía el paso a los servicios que Microsoft ofrece bajo el nombre de Windows Live. Obviamente el que más uso es Windows Live Messenger seguido de Windows Live Hotmail. Sin embargo ya tiene días (semanas) que no me informo bien de qué se hace con estos servicios… pero he visto cómo lo van haciendo que se una a la carrera de los servicios de redes sociales.
 
Lamentablemente en lugar de que esto me alegre me preocupa tirándole a que no me guste. ¿Por qué? Porque yo veía a Windows Live Spaces como una herramienta para blogging, no para redes sociales. ¿Y esto en qué me afecta? Pues en que estoy en muchas redes sociales, pero mi participación es poca y no me roban tanto tiempo (excepto, tal ves, Twitter). Pero desde que se han agregado esas opciones adicionales ahora recibo muchos mensajes de personas que dieron con mi espacio (o mi perfil) e insisten en mandarme mensajes. Usualmente todos los respondo (excepto, claro, aquellos que envían mensaje y tienen bloqueado recibir mensajes ¿cómo quieren que les conteste si no tienen abierta la recepción de mensajes?), pero aún así comenzó ya a ser un distractor más.
 
En fin, siempre estará presente la opción de no hacer público mi perfil.