En los últimos dos meses y medio que regresé a GDL han pasado muchas cosas: he vuelto a ver a mis amigos, he visto cómo han cambiado, he participado en un proyecto de múltiples formas, he tenido que tomar muchas decisiones.

Afortunadamente me han apoyado también en estos meses como nunca lo había esperado. En resumen, estoy muy contento y me siento muy afortunado. Ahora nada más espero terminar el año bien y prepararme para que el siguiente pueda ser el momento que tanto he esperado para crecer tanto profesional como personal y familiarmente.

Es bueno saber que uno tiene más de una "familia" y hay apoyo. Espero que mi parte que aporto sea igual de valiosa para todos ellos como la de ellos hacía mi.