En la vida uno suele encontrarse con algo (o trabajar para tenerlo) que hace que uno se sienta bien, tan bien que se es feliz. Un amigo es un ejemplo de ello.

Lástima que hay días en los que es al revés.